Más que un estilo concreto, las IPA son una familia de cervezas con diversas ramas. Obviamente, todos los tipos de IPA tienen algo en común. Brewers of Europe las define como cervezas con “mucho alcohol y generosa cantidad de lúpulos, ingredientes cargados de poderes conservantes”. Así mismo, atribuyen su creación a George Hodgson, un brewer londinense del siglo XVIII.

A partir de ahí las IPA, como sucede con tantos estilos de cerveza, han ido mutando y multiplicándose en estilos y sub-estilos diversos. Tanto es así que la Beer Judge Certification Program, incorpora nuevos tipos de IPA –y no sólo de IPA– periódicamente.

En cualquier caso, hay cierto consenso en la identificación de cuatro ramas principales.

IPA Inglesa

La original. Es una Pale Ale reforzada con lúpulos de origen inglés, que aportan aromas terrosos y florales. Además, las levaduras que suelen emplearse refuerzan el carácter floral.

Es una IPA, y los lúpulos están ahí, pero la IPA Inglesa tiene un perfil aromático equilibrado en el que la malta está muy presente. En boca tiene un amargor moderado –35 a 65 IBU– y un paso con cuerpo medio.

Tiene un aspecto bastante claro, amarillento, y una graduación alcohólica que se mueve entre el 5 y el 7% de volumen.

Un ejemplo paradigmático es Montseny IPA, que se puede comprar en muchos supermercados y, también,aquí.

IPA Americana

Se caracteriza por tener un aspecto anaranjado o cobrizo no muy intenso.

Tienen aromas afrutados, cítricos y resinosos, característicos de las variedades de lúpulo americanas, y en boca son muy secas, con un cuerpo menor que la IPA Inglesa y un sabor amargo –entre 50 y 70 IBU–, aunque tienen un final moderadamente dulce provocado por la malta.

Se mueven entre el 6 y el 7,5% de volumen alcohólico y es el estilo de cerveza artesana más vendido en EE.UU.

Un ejemplo impecable es Imparable IPA, que puedes comprar en la tienda online de Basqueland.

IPA Imperial

Este estilo también se conoce como Doble o Triple IPA y representa un paso más allá de las IPA Americanas.

Son cervezas más amargas –65 a 100 IBU– y tienen más alcohol –7,5 a 10,5%–. El color, sin embargo, es más discreto que el de las anteriores: tiran a dorado pálido.

Aromáticamente suelen destacar las notas cítricas, pero también pueden tener notas resinosas, vegetales, frutales, etc. Tienen un cuerpo ligero a medio, son muy secas y pueden tener un tímido final dulce proveniente de la malta.

Para entender este estilo recomendamos ¡Ay, Carmela!, la Doble IPA de La Pirata.

IPA de Nueva Inglaterra

Este tipo de IPA suele emplear el dry hopping, una técnica en la que se infusiona lúpulo en frío, tras la fermentación alcohólica, y que enfatiza las notas más volátiles de los lúpulos empleados sin extraer apenas amargor.

Así, las IPA de Nueva Inglaterra –o NEIPAs- tienen un perfil aromático que recuerda muy claramente a frutas tropicales como el mango, la papaya o el maracuyá.

Suelen llevar trigo o avena, y son las más pálidas de la lista. No son muy corpulentas y tienen un amargor moderado –entre 30 y 50 IBU–. El volumen alcohólico oscila del 6 al 7,5%.

Una NEIPA de libro es Layne de Drunken Bros, puedes comprarla aquí.


Artículo original de www.bebermagazine.com.