El bagazo es un residuo derivado del proceso de fabricación de cerveza. En concreto, es la pasta húmeda sobrante después de la cocción y filtrado de la malta. Conocido también como cebadilla, es rico en proteínas (en torno a un 25% sobre materia seca) y en fibra.

Habitualmente se puede reutilizar para elaborar compost o sustratos para azoteas y jardines. También se puede emplear para fabricar abonopienso para ganado o harina para panadería y pastelería. Para ello, se somete a un proceso de secado para reducir su alto contenido en humedad y estabilizarlo.

Además, el líquido que se desprende en el prensado se puede emplear para enriquecer el agua de riego, en sustitución del purín vegetal.

Usos domésticos

En casa podemos usar el bagazo para elaborar compost o para añadirlo a alguna masa. Si acabas de hacer cerveza y quieres aprovechar el bagazo para preparar panLoopulo tiene un post en el que explica cómo hacerlo.

También puedes utilizarlo en una masa de pizza. En este post te doy la receta y te explico cómo se hace.

Si vas a usar el bagazo en casa para cocinar, procura guardarlo el menor tiempo posible para que no proliferen las bacterias.


Artículo tomado de adictaallupulo.wordpress.com